Descubriendo Montessori

¿Te gustaría saber cómo conseguir que tus alumnos estén concentrados aprendiendo en relativo silencio durante mucho rato?

¿Te gustaría saber cómo conseguir que tus alumnos estén concentrados aprendiendo en relativo silencio durante mucho rato?

 

Sigue leyendo y te explico cómo se hace en Montessori…

El método Montessori fomenta al máximo la autonomía de los niños, permitiendo que elijan la tarea que desean realizar y durante todo el tiempo que necesiten. De esa manera se posibilita la repetición, lo que favorece la concentración y por consiguiente el aprendizaje significativo.

Se permite a los niños, además, elegir si desean realizar la tarea en una mesa o en una “alfombra de trabajo” colocada por ellos mismos en el suelo, ello sumado al libre movimiento por el aula, suele ser suficiente como para que los niños puedan alcanzar el nivel óptimo de atención que les permitirá concentrarse plenamente en una tarea y que su permanencia en la misma sea la adecuada.

montessori

Sin embargo, hay ocasiones en las que es necesario utilizar otras estrategias, y para ello, en el aula es conveniente habilitar una zona con elementos de autorregulación para permitir a los niños tanto neurotípicos como con necesidades educativas especiales, poder regularse de forma autónoma y volver de nuevo al trabajo, ya con ese nivel óptimo de atención necesario para concentrarse plenamente y aprender mejor.

caja objetos varios

¿A qué perfil de niño le vendrían muy bien estas estrategias de autorregulación?

  • Niños con mucha energía interna que no les permite “estarse quietos en absoluto” (De forma innata o porque vengan al cole hiper-azucarados del desayuno o porque lleven unos días sin hacer ejercicio físico (por ejemplo porque ha estado lloviendo mucho y no hayan salido de casa por las tardes o porque sus cuidadores han estado demasiado ocupados como para poder llevarlos a un espacio abierto el tiempo suficiente…) cualquier motivo que haga que un niño esté por encima del nivel óptimo de atención como para poder atender la tarea o actividad elegida o propuesta.
  • Niños con hipotonía (niños con bajo nivel de energía que suelen estar “blanditos”) o niños que estén “incubando” alguna enfermedad, o que acaben de salir de un proceso vírico, o que estén “pegando el estirón”… cualquier aspecto puntual que haga que un niño esté por debajo del nivel óptimo de atención como para poder atender a la tarea o actividad.
  • Niños con falta de maduración del sistema vestibular.
  • Niños con falta de maduración del sentido propioceptivo.

Pero esto no es algo tan fácil como comprar 4 cosas y dejarlas en la clase, como cualquier método educativo, primero es necesario una correcta formación o información por parte de los adultos y, además, que éstos estén abiertos a desaprender para poder aprender de nuevo.

Recuerda que ya hablamos en otro post acerca de si “¿Es tu momento?” Puedes leerlo aquí: https://esenciamontessori.com/es-tu-momento/

Y, después, cuando ya dispongas de las bases y las herramientas para poder empezar, cuando te sientas empoderada y dispuesta, ya te puedes aventurar sin problemas a aplicar lo aprendido en el aula.

¿Cómo lo hago? Tips para un correcto uso de los elementos de autorregulación

Lo primero que debemos comprender es que los niños necesitan conocerse mejor, para ello nuestras observaciones como adultos serán fundamentales para ofrecer herramientas y acompañamiento a los niños que lo necesiten.

Para que se conozcan mejor, nada mejor que un acompañamiento amable y firme al mismo tiempo, conectando en lugar de corrigiendo, alentando en lugar de alabando, concibiendo el error como una oportunidad de aprendizaje y una buena educación emocional para que conozcan sus emociones y las sepan gestionar de forma cada vez más eficaz.

De todo esto hablamos en profundidad en nuestro curso de Disciplina Positiva presencial y online.

Y por otra parte, es necesario también que en el aula haya elementos básicos a su alcance y visibles, que permitirán a los niños autorregularse de forma autónoma, se suelen colocar en áreas o zonas denominadas de distintas maneras según la metodología empleada en el aula:

  • Zona de la calma
  • Tiempo fuera positivo
  • Escape room
  • Zona de psico
  • Cualquier otro nombre que tus niños le quieran poner: “Paraíso”, “Fortaleza”, “La isla desierta”, “Las nubes”, “El escondite”…

A pesar de los diferentes nombres y matices diferentes que las diferentes metodologías aportan a cada una de estas zonas, todas tienen una base común: LA AYUDA CON LA AUTORREGULACIÓN EMOCIONAL, que está íntimamente relacionado con POTENCIAR UN NIVEL ÓPTIMO DE ATENCIÓN PARA UN MEJOR APRENDIZAJE.

La zona de la calma y la zona de psico, la explicamos en profundidad en nuestro curso de “Ambientes preparados Montessori”, y el tiempo fuera positivo lo abordamos en profundidad en nuestro curso de Disciplina positiva.

¿En qué le ayuda a un niño estar sentado en una pelota de pilates, por ejemplo, en lugar de estar sentado en una silla?

Hay muchos niños que necesitan el movimiento para poder concentrarse mejor, no es necesario que muevan todo el cuerpo, bastará con una parte del mismo.

Si favorecemos que el tren inferior esté en movimiento mientras el superior está quieto, su mente podrá centrarse más en la tarea, la actividad o tus explicaciones.

Por ello se recomienda ofrecer diferentes soportes para que se sienten de diferentes maneras y a la vez se puedan concentrar en lo que tienen entre las manos.

soportes

Pelotas de pilates redondas o en forma de hueso, cojines con texturas diferentes llenos de aire, cojines vibratorios, elementos de soporte cóncavos, cintas elásticas (por ejemplo, las que se usan en pilates) atadas a las patas de las sillas para que puedan apretarlas… son ideas de soportes para movilizar el tren inferior del cuerpo.

Otros niños, lo que necesitan es acudir a esa “zona especial” de la clase, donde pueden “descargar ese exceso de energía” (efecto calmante) durante un rato y luego retornar de nuevo a la actividad porque ya podrán de nuevo estar en ese nivel óptimo de atención.

En cuanto a los niños a los que le sucede lo contrario, que están por debajo de ese nivel (por ejemplo yo recién despertada hasta que me tomo el café o me activo mediante el movimiento), utilizar estos elementos de soporte también les va a venir bien, pues les “activará” y podrán concentrarse mejor.

Hay otros niños, que hacen mejores descargas con el tren superior, para ellos, se pueden ofrecer otros elementos, por ejemplo pelotas de diferentes texturas (que también se pueden manejar con los pies sentados en una silla):

pelotas

Elementos relajantes varios para manipular (o apretujar) con las manos:

huevos

(Estos huevos al apretarlos ofrecen diferentes resistencias)

Elementos de relajación y estimulación oral:

cepillos

O elementos de descarga bucal, para morder (no succionar como los chupetes) (en lugar de morder el lápiz por la parte de atrás como hacen muchos niños):

mordedores

O incluso chalecos con peso variable para favorecer la permanencia y la concentración (el chaleco del guerrero lo llamamos para que tenga una connotación positiva y todos quieran usarlo 😉 )

chaleco

Espero que este artículo te haya servido para plantearte la importancia de la autorregulación por parte de tus alumnos (o hijos en casa), especialmente importante en niños con dificultad permanente o temporal para conseguirla y te haya dado ideas de qué hacer en aquellos casos en los que los niños tengan dificultades para alcanzar ese nivel óptimo de atención, tan importante para una correcta educación.

Próximas ediciones de nuestros cursos anunciados en nuestra web:

https://esenciamontessori.com/cursos-online/

https://esenciamontessori.com/events/

¡Gracias por compartir!

Mar MV – Esencia Montessori –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *