educaciónmontessori

Plantilla evaluación “al estilo Montessori”

Hola a tod@s! A medida que se van acercando las evaluaciones, muchas de vosotras me consultáis acerca de cómo hacemos las evaluaciones en Montessori en infantil. Os voy a dar algunas ideas para facilitaros la labor a las que estáis “Montessorizando” vuestras aulas.

La verdad es que no hay una “plantilla” como tal que se utilice de forma sistemática en las escuelas Montessori, pero mas o menos en todas ellas se comentan, de una u otra manera, los siguientes puntos:

  • Autonomía/hábitos: Alimentación, higiene, sueño…
  • Movimiento: (cómo ha evolucionado y en qué punto está)
  • Relaciones sociales: (como han mejorado y sus preferencias)
  • Gestión emocional ante: Conflictos con compañeros y frustraciones personales
  • Lenguaje: (cómo ha evolucionado y en qué punto está)
  • Adaptación: (como ha sido)
  • Áreas Montessori: (cómo ha evolucionado y en qué punto está)
  • Trabajos/actividades que prefiere: (por qué y qué le aporta lo que está haciendo)
  • Agradecimientos a la familia
  • Consejos

Aparte de la evaluación Montessori, se puede hacer también la “evaluación tradicional”, con los puntos que marca “Consejería de Educación”:

  • Área: Identidad y autonomía personal. (Ámbito I y II)
  • Área: Comunicación y lenguaje (Ámbito III)

Donde se marca con una cruz si cada uno de los puntos de cada uno de los objetivos trabajados de cada una de las áreas, está conseguido o en desarrollo.

En la educación Montessori normalmente somos 2 docentes por aula, (o una docente y media, es decir, una fija y una de apoyo para 2 aulas), en las evaluaciones, hay lugares donde se hacen cada 2 meses la evaluación “tradicional”, que la haría la figura de “asistente Montessori”, y la “evaluación Montessori” que la realizaría cada 3 meses la “guía Montessori”.

Hay otros centros donde solo hacen una evaluación trimestral, donde una docente, o las dos, citan a los padres y realizan la evaluación conjunta con ellos.

Como veis, no hay una pauta que se siga en todos los centros Montessori en la etapa de infantil, cada centro lo hace de la manera que cree que es más conveniente.

Os muestro una evaluación completa que realicé yo hace algunos años, para que os hagáis una idea de cómo suelen ser:

 

EVALUACIÓN MONTESSORI DE “NIÑO” (2-3 años)

(PRIMER TRIMESTRE)

  • Autonomía/hábitos:
  • Al entrar en clase por las mañanas saluda a todos con alegría y vitalidad, participa en la lectura de cuentos con gran interés o en la realización de posturas de yoga infantil del libro que tenemos en el aula, según el día de la semana.
  • Posteriormente, cuando han llegado todos los compañeros pasamos al trabajo Montessori propiamente dicho, donde elige libremente el material con el que desea trabajar, y se pone a trabajar sin necesidad de ayuda pues presta mucha atención en las presentaciones, observa a sus compañeros y aprende de ellos.
  • Es capaz de ponerse y quitarse solo las zapatillas de clase y las botas, así como la chaqueta, los pantalones y calzoncillos.
  • Alimentación: Prepara la mesa sin necesitar ayuda, come sin dificultad él solo y recoge la mesa al terminar.
  • Higiene: Control de esfínter superado, identifica cuando tiene ganas de hacer pipi o caca y va al wc donde se baja y sube solo pantalones y calzoncillos. Tampoco se orina durante las siestas. Se remanga solo las mangas antes de lavarse las manos o pide ayuda si no puede, se lava las manos bastante bien, identifica cuando tiene mocos, coge un pañuelo y se los quita solo tirando a la papelera el papel sucio. Estamos todavía trabajando el cepillado de los dientes sin pasta, le gusta cepillarse los dientes.
  • Sueño: Tras la comida y el aseo, entra tranquilamente a la sala de descanso, hay dias que durante la comida dice que no quiere dormir, pero llegado el momento entra con los demás, se relaja rápidamente sin apenas ayuda y descansa profundamente. Tras la siesta se despierta contento, con vitalidad y ganas de ponerse a jugar de nuevo con sus amigos.

 

  • Movimiento: El movimiento está relacionado con el desarrollo y la coordinación, cuanto más coordinados estén el cuerpo y la mente, más capaz será de expresar sus pensamientos y sentimientos. Niño va ganando control día tras día sobre su coordinación física, por ello cada vez le resulta más fácil permanecer sentado y realizar actividades cada vez más largas, favoreciendo su concentración. El aumento de la independencia que se le está fomentando día tras día le hará sentirse cada vez más seguro de sí mismo aumentando su autonomía y autoestima al mismo tiempo.
  • Niño camina, corre, salta, chuta y pasa el balón y mantiene el equilibrio sin dificultad. Trabajamos ejercicios de psicomotricidad y equilibrio haciendo uso de líneas rectas, curvas y círculos pintados en el suelo por los que ha de caminar de diferentes maneras, así como circuitos con aros, conos y balones teniendo que transportar, para mayor dificultad, objetos con sus manos; ejercicios que realiza con entusiasmo y que le ayudan a mejorar su equilibrio y a conocer mejor su cuerpo (hasta donde es capaz de llegar), aportándole mayor autoestima.

 

  • Relaciones sociales:

 

  • Niño muestra mucha empatía con sus amigos y amigas de clase, si lloran pregunta qué les pasa (a nosotras o a ellos) y les ayuda si es necesario por ejemplo si se les ha caído algo, incluso les abraza y besa para consolarles.
  • Dialoga con sus compañeros cuando juegan, busca soluciones, les propone juegos o actividades y les pregunta si les apetece.
  • Sus mejores amigos son X y Z a la par, aunque también juega mucho con M y A.
  • Cuando surge un conflicto con otro niño, Niño enseguida busca la resolución respetuosa del conflicto, pide las cosas por favor, da las gracias y se disculpa si es necesario sin tener que hacer de mediadoras (abrazo, beso, palabras de lo siento…) acepta también las disculpas de los otros rápidamente y continúan jugando sin rencor alguno. Es fabuloso.
  • Respeta mucho a sus compañeros, por lo general no pega a los demás, ni les tira cosas, aspecto súper positivo en él, pues es signo de que su desarrollo va por buen camino y que es feliz en la escuela.

 

  • Gestión emocional ante:

 

  • Conflictos con compañeros: Niño no suele ser el origen del conflicto con sus compañeros, pues respeta mucho tanto a los demás como a los materiales. Cuando surge un conflicto en el que debemos de ayudarles en la gestión respetuosa del mismo, Niño comprende y acepta las explicaciones y sigue jugando con sus amigos sin problema.
  • Frustraciones personales: Por otra parte, apenas presenta frustración personal consigo mismo al intentar hacer las cosas por el mismo y no conseguirlas. Muestra ganas e iniciativa en hacer las cosas por sí mismo, cosa que es estupenda, y si por algún motivo no le sale lo que intenta hacer, simplemente pide ayuda, este es un aspecto a destacar en él, pues es algo muy positivo.

 

  • Lenguaje:

Utilizamos el lenguaje para dos funciones: nos ayuda a comunicarnos entre nosotros, estableciendo y manteniendo las relaciones sociales, y proporciona un sistema de símbolos y estructuras que facilitan nuestros procesos de pensamiento.

La mente del niño se forma a gran velocidad durante sus primeros años, dependiendo de la calidad y la cantidad de conexiones que haya realizado a partir de las impresiones del mundo que recibe a través de sus sentidos, reforzadas por medio de la actividad y la repetición. Lo que experimente por sí mismo en el mundo “real” configurará su mente para siempre.

Es importante durante los 6 primeros años de vida del niño, y en especial los primeros 3 años, poner a su alcance el mayor número de experiencias del mundo real. Es decir, limitar la televisión, tablets y demás.

En el aula leemos cuentos, contamos historias, hacemos descripciones de láminas con dibujos o de fotografías, cantamos canciones y añadimos vocabulario al lenguaje del niño con las actividades diarias del aula y con los proyectos que vamos desarrollando a lo largo del curso. Hablamos en pasado, en presente y en futuro para que se vayan dando cuenta de los tiempos verbales, tan complejos en nuestro idioma.

Niño poco a poco va perfeccionando y ampliando su lenguaje, atiende con entusiasmo cuando hablamos, leemos libros, contamos historias o hacemos descripciones. Pregunta el porqué de las cosas que no entiende, ansía saber de todo lo que le rodea, es fantástico. Muestra también interés en las canciones en los tres idiomas en los que trabajamos en el centro (castellano, valenciano e inglés) le gusta mucho imitar diferentes sonidos e intentar pronunciar correctamente repitiendo una y otra vez las mismas canciones.

 

Pide las cosas por favor, da las gracias, es paciente, le gusta contarnos cosas de mamá, papá, su hermana, y de lo mucho que le gusta tomar teta de mamá, es un encanto de niño.

 

  • Adaptación: Desde el principio, Niño se ha movido con normalidad por la clase sin sentirse desorientado o inseguro por la novedad del cambio educativo. Siempre ha elegido con seguridad los materiales con los que quería trabajar, cosa que demuestra que tiene buena autoestima.

 

Al principio elegía mucho trabajar con los animales, tanto de la granja como de la selva y con los insectos; momentos que aprovechamos para potenciar su interés en los animales, hablándole de los mismos, los nombres, sonidos que emiten, su hábitat, colores, alimentación, formas, tamaños… y en estos momentos trabaja con materiales de todas las áreas, mejorando sus destrezas y habilidades y reforzando su autoestima con la repetición de las actividades día tras día.

 

  • Áreas Montessori: Ya ha interiorizado la forma de trabajar de un ambiente Montessori, en el que los niños tienen libertad de elegir el material con el que desean trabajar, trabajar con el mismo tanto tiempo como deseen y posteriormente devolverlo a su lugar para que otro compañero lo pueda utilizar.

 

Respeta los materiales del aula, y el trabajo de los compañeros (no coge las cosas con las que están trabajando los demás), eso es algo a destacar de Niño. Además, se da cuenta cuando otro compañero se ha olvidado de recoger y se lo recuerda.

 

En una escuela Montessori la concentración es algo que potenciamos mucho en el aula, favoreciendo un clima de calma y tranquilidad, empleando materiales que susciten el interés de los niños para que éstos puedan concentrarse en hacer aquello que les apetece hacer durante todo el tiempo que lo necesiten.

 

  • Trabajos que prefiere: Niño trabaja muy bien con materiales de todas las áreas, a diario va pasando de una actividad a otra con normalidad. Últimamente está especialmente interesado en trabajar la pinza digital, tanto con los dedos como con las pinzas, en mejorar su concentración y precisión clavando las bases de las pelotas de golf en corcho con el martillito, en reforzar la musculatura de las manos exprimiendo zumo de mandarina, y mejorando su coordinación, concentración, musculatura y psicomotricidad limpiando los cristales de la clase.

 

Aunque también está interesado en otras actividades de vida práctica como por ejemplo, el cuidado de las plantas, arreglos florales, trasvases de líquido con cazo, pipeta y esponja, barrer y fregar el suelo, abrir y cerrar candados y la caja de cerraduras, actividades de arte como pintar (colorines y pintura), recortar, troquelar, trabajar con el punzón, pegar con pegamento o pegatinas… actividades del área sensorial como la caja de color número 1, cubos de construcción, torre musical, bolsa misteriosa, puzles…

 

 

Nuestro trabajo sería mucho más difícil si desde casa no se siguiera la misma filosofía, es por esto que nos sentimos muy felices con la evolución que hemos visto en Niño durante estos 4 meses. Como ya sabéis los niños que están expuestos durante mucho tiempo a la televisión, y que se encuentran en ambientes competitivos, se sienten mucho menos seguros de sí mismo, y van creciendo con el miedo a no poder alcanzar aquello que piensan que se les está exigiendo. La calma, y el tono de voz en el que se desenvuelven favorecen la concentración y por tanto las ganas de trabajar.

El trabajo de forma relajada y mediante la concentración con el que trabajamos en clase, sin alzar el tono de voz,  y que podéis trasladar a vuestro hogar, ayudarán a vuestro hijo a sentirse feliz y querido por como es, y esto le dará mayor seguridad y le llevará a continuar mostrando el gran interés que tiene ahora en todo lo que se proponga hacer en su vida.

 

 

Enhorabuena, tenéis un hijo maravilloso, único e irrepetible, os animamos a seguir por este camino. Y os damos la enhorabuena por vuestro excelente trabajo.

Os deseamos una feliz crianza, una feliz Navidad y un próspero año nuevo.

Disfrutar al máximo de vuestro niño, pronto dejará de ser un niño pequeño, el tiempo pasa rápido y la primera etapa de desarrollo es una de las más apasionantes y divertidas.

Gracias por confiar en nosotras.

 

Mar Masó Vallés

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *