Descubriendo Montessori

MARÍA MONTESSORI: LA INFLUENCER TOP 10 DE HACE 100 AÑOS

MARÍA MONTESSORI: LA INFLUENCER TOP 10 DE HACE 100 AÑOS

maria_montessori

¿Eres un papá o mamá con ganas de dar la mejor versión de ti a tus hijos/as? ¿Disfrutas leyendo y ampliando conocimientos pedagógicos para luego aplicarlos con tus peques en casa? Si ese es tu caso, ¡enhorabuena! ¡Te encuentras en la etapa de mayor crecimiento personal de tu vida!

Si María Montessori viviese en la actualidad, sería, lo que hoy llamamos, toda una influencer.

Estoy segura de que su cuenta de Instagram estaría repleta de followers: padres, madres, maestros/as, pedagogos/as que buscan otra manera de educar. ¡Yo, por supuesto, no faltaría en la lista!

Pero ¿por qué su método lleva tantisimos años siendo Trending Topic? Muy sencillo, porque es la pedagogía del amor.

El amor entendido como respeto, confianza, libertad, paciencia, empatía, responsabilidad… Y ¿Quién no quiere todo eso para su hijo/a? ¿Quien no desea que sus hijos crezcan felices disfrutando del proceso de enseñanza-aprendizaje de manera apasionada?

Si has decidido darle un Like ♥ a Montessori, estoy segura de que se nota perfectamente en tus decisiones y manera de relacionarte con tus hijos/as pues, en realidad, es una filosofía de vida y las personas con las que conecta, la integran en sus vidas y se convierte en la forma de crianza/educación de sus hijos/as.

 

Y suceden situaciones graciosas como la siguiente:

Llega una amiga a tu casa de visita y ve a tu bebé de 8 meses jugando y dice: “¡Jo! ¡Qué pasada! Nunca había visto jugar a un bebé con una espátula de madera, cucharas de metal, pinzas, envoltorios de magdalenas, moldes de galletas, rulos del pelo, peines y cepillos… . ¡Y no te da miedo que se haga daño! ¡Y le dejas que se lo meta a la boca!”.

A lo que contesto con tranquilidad, confío en él, lo observo constántemente mientras hablo contigo, está explorando nuevas formas, texturas, temperaturas de los objetos al tacto, incluso puede que diferentes sabores y olores.

Al oir aquello entonces ella se da cuenta y dice: ¡Si es un «cesto de los tesoros Montessori«! ¿Te gusta Montessori? ¿Lo aplicas en casa?

A lo que respondo con una gran sonrisa y un. ¡SIIII! ¿Lo conoces?

Claro! Me encanta! He leído mucho sobre el tema, pero nunca había visto una casa al estilo Montessori y un niño experimentando con objetos cotidianos de esa manera. Me ha sorprendido! Y me encanta! Míralo cómo disfruta ahí tan tranquilo y concentrado, es increíble!

cesto_tesoros

El cesto de los tesoros es similar al juego heurístico pero que se puede ofrecer a un niño en casa de forma individual sin problemas, cambiando la temática del contenido del cesto con la frecuencia que, en base a la observación de nuestro hijo/a creamos conveniente.

 

En otro post ampliaré la información acerca de este material, pero me sirve como ejemplo para reflexionar sobre los principales pilares de la metodología Montessori: el rol del adulto (que observa sin intervenir si no es necesario), el fomento de la autonomía, la confianza depositada en los niños/as, el ambiente cuidadosamente preparado, los materiales Montessori y de inspiración Montessori ofrecidos… todo ello permite que el niño/a alcance un gran grado de concentración y potenciará al máximo todos sus sentidos, consiguiendo que el aprendizaje sea cada vez más significativo y aprenda con entusiasmo y sin gran dificultad.

 

Como followers de María Montessori, el ambiente preparado que crearemos en nuestra casa fomentará:

 

RESPETO. Por los intereses e inquietudes de nuestros hijos/as. ¿Por qué no acercar una servilleta de papel al niño cuando está sentado en la mesa si éste la reclama? La romperá, hará una bola, podrá meterla a la boca… pero si estás ahí cerca, lo único que ocurrirá es que tu hijo/a aprenderá que el papel se rompe, se moja, no es comestible y puede moldearse. ¿No es genial esta manera de pensar?

 

CONFIANZA Y EXPERIMENTACIÓN. Confía en que, a través de la manipulación, el niño/a accede al conocimiento del mundo que le rodea. E aquí la gran aportación de María Montessori, la confianza en la mente absorbente del niño. Confía en que aprenderá el uso de los objetos y permite que la creatividad aflore en tu hijo/a. De repente, un palo de madera dejará de ser un objeto al que tengamos miedo, puesto que veremos que nuestro hijo/a lo utiliza como batuta para dirigir la orquesta de peluches que ha colocado en su sofá. Maravilloso, ¿verdad?

 

LIBERTAD. De movimiento.

“No. No me importa que mi hijo se manche cuando lo pongo en el suelo, ni que intente subirse a una silla o que quiera darle a la luz de la lamparita del salón. Al contrario. Estoy contenta de que tenga iniciativa de movimiento y experimentación”.

Estas explicaciones, y/o similares, las llevaremos con nosotros haya donde vayamos, pues genera asombro la familia que decide educar en esta manera de entender la libertad y seguramente, os veréis en la situación de tener que explicar el porqué de vuestra forma de educar a vuestra gente más cercana. ¡También es genial! ¡Así aumentamos la lista de seguidores!

 

MATERIAL.  En una casa de ambiente Montessori, abundan los “juguetes” u objetos cotidianos de la vida real, frente a los juguetes elaborados con plástico, muy coloridos y musicales, evitando así la sobreestimulación en edades tempranas.

 

Ya hablamos en un post anterior de los juguetes Montessori, si no lo has leído, puedes hacerlo aquí.

 

María Montessori, además, ideó un material perfectamente estructurado con su propio control de error, que fomenta la autonomía del niño/a y potencia todos sus sentidos para una mejor comprensión del mundo que les rodea.

 

Si deseas conocer en profundidad todos los materiales Montessori en la etapa de infantil (y matemáticas de primaria), te invito a realizar alguno de nuestros cursos online o presenciales de materiales Montessori, pues es la mejor manera de sacarles el máximo partido a los materiales que compres o realices de forma casera y que ofrezcas a tus hijos/as en casa o a tus alumnos/as en la escuela. (Este es el link con toda la información)

 

 

Si Montessori ha calado en tu manera de educar, formamos parte del mismo grupo o, mejor dicho, de una misma red social educativa, a la que podríamos bautizar con el nombre de Montegram 😉

 

¡Nos vemos en el próximo post!

 

– Esencia Montessori –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *