Descubriendo Montessori

El verano: ¡La ocasión perfecta para la vida práctica Montessori!

Pasados varios días de vacaciones puede que nuestros peques empiecen a no saber qué hacer. Esas mañanas en las que nosotros tenemos que ir a trabajar, o bien, las labores del hogar nos invaden, llevan a que nuestros hijos a no invertir el tiempo con calidad.

¿Qué levante la mano el o la que entretiene a sus niños de vez en cuando poniéndoles unos cuantos capítulos en la tele, dándoles la Tablet para que naveguen por APPS de juegos, dejando que jueguen con el ordenador etc?

No es mi intención recomendarte dejar de lado totalmente la tecnología, pero quizá sea el momento de sentarse a reflexionar si nuestros niños/as pasan demasiado tiempo jugando de forma pasiva con pantallas, y si el contenido de las mismas es apropiado…

Te recomiendo encarecidamente leer este artículo escrito por el maravilloso psicólogo Alberto Soler, que habla de lo que dice la ciencia acerca de las pantallas.

 

En el artículo de hoy, proponemos otro tipo de actividades para que tu hijo/a realice aprendizajes que le serán útiles para su vida, de una manera lúdica. El verano es la ocasión perfecta para presentar actividades de vida práctica a nuestros hijos/as.

 

manzana

 

Pero… ¿qué es la vida práctica? En primer lugar, aclaremos este concepto acuñado por María Montessori.

Vida práctica es una de las cuatro áreas que conforman el método de educación Montessori en la etapa de infantil.

María vio la necesidad de realizar actividades con las que el niño/a pudiese desarrollar la coordinación, concentración, independencia, orden y disciplina.

Por ello, corresponden a éste área actividades que se refieren al cuidado y dominio del ambiente y cuidado de la propia persona.

Involucrar al niño en el cuidado del ambiente, en este caso nuestra casa, saber usar objetos que nosotros, los adultos, utilizamos a diario y ofrecer la oportunidad de conseguir la independencia para el cuidado y aseo personal, ayuda a los niños a comprender en el mundo de los adultos. Además, son actividades que responden a su necesidad de movimiento y descubrimiento de cuanto les rodea, favoreciendo al mismo tiempo la conquista de su autonomía. ¿No suena maravilloso?

Imagínate por un momento que una mañana de Domingo te despiertas y… ¡sorpresa! Tu hijo/a de seis años se ha levantado antes que tú, ha dado de comer a los peces, se ha preparado un vaso de leche, lavado los dientes y está jugando tranquilamente en el salón (sin pantallas)… pues si, es posible, ¡no estás alucinando!

¿Cómo podemos llegar a conseguir esto? Empleando el enfoque Montessori-Adler, es decir, creando un adecuado ambiente preparado, con materiales y actividades previamente preparadas, generando un ambiente de confianza, cuyo lenguaje principal sea el aliento y la confianza, donde se conciban los errores como oportunidades, donde se anime a los niños a explorar libremente y, finalmente, presentando a nuestros hijos/as actividades variadas de vida práctica, dejando que las realicen una y otra vez hasta conseguir el perfeccionamiento de la tarea.

 

Vayamos al grano. Saca bolígrafo y papel y toma nota de las siguientes ideas:

 

  1. Trasvases: El objetivo es ayudar a la coordinación de los movimientos y su control. Ofreceremos una bandeja con diferentes materiales de manera gradual, de menor a mayor dificultad:
  • Trasvasar granos gruesos de un recipiente a otro: pompones, garbanzos, lentejas, alubias, arroz… (con los dedos, con cucharas de varias formas, con pinzas…)

 

pompones

 

  • Trasvasar granos finos: azúcar, sal, arena…

 

azucarero

 

  • Trasvasar agua (u otro líquido): Con pipetas de varios tamaños, con jeringuillas, con cazos, con esponja…

 

pipeta

 

  • Trasvasar agua directamente entre dos recipentes (de jarra a vaso o entre dos vasos diferentes, usando embudo o no…)

 

oregano

 

Presentaremos los materiales/actividades previamente preparados en bandejas, colocadas en un mueble de fácil acceso para el niño:

 

mueble

 

El material ideal de los recipientes es cristal, porcelana o metal. Con ello conseguiremos practicar su uso y cuidado al transportarlo, y si se cae y se rompe será una oportunidad para aprender lo que hay que hacer cuando eso sucede (quedarse quietos y llamar a un adulto, por ejemplo).

Os estaréis preguntando… ¿y no derramará el contenido y ensuciará la casa? ¡Claro que sí! Hasta que consiga realizarlo perfectamente.

¿Qué haremos entonces? Invitar al niño a limpiar lo ensuciado con una bayeta, esponja o pequeña escoba. Ejercitando una y otra vez este tipo de actividad conseguirán poder ser autónomos a la hora de preparar su vaso de leche o servir agua en las comidas. En definitiva, autonomía y servicio a los demás, importante también para María Montessori.

 

2. Tareas de jardín ¿Por qué no dejar que nuestros hijos cuiden de las flores y plantas de nuestra terraza o patio?

  • Regar las plantas, quitarles las hojas marchitas, trasplantarlas (si ya son más mayores), mover macetas, colocar flores en un florero para decorar la mesa de comer…

 

regar

 

3. Huerto:  ¿Qué tal si les permitimos recoger las frutas y verduras que nacen? Es una tarea super motivadora para ellos, además así toman consciencia del ciclo natural de crecimiento de las plantas, aprenden de donde sale la comida, y están más predispuestos a ayudar en la cocina a prepararla y a probarla una vez cocinada.

 

coliflor

 

4. Poner la mesa: Si ya podemos decorar la mesa con un florero, ¿por qué no practicar a poner la mesa? Presentaremos al niño una plantilla y todos los elementos que utilizamos para comer. Por supuesto, elementos reales. En su presentación debemos transmitir cuidado y mostrar su manipulación de manera lenta. Conseguiremos así un adecuado uso de los artículos de material frágil y practicaremos la concentración.

 

comida

 

¡Tus invitados quedarán perplejos cuando vean a tu hijo/a poner la mesa para todos con tanto mimo y cuidado!

 

5. Actividades de aseo personal: limpiarse los zapatos, lavarse los dientes, las manos, peinarse… Ofreceremos una bandeja en una estantería accesible al niño con el material necesario para practicar, a la par de colocar en el baño un taburete (o torre de aprendizaje Montessori) para que pueda acceder al lavabo y espejo en el propio baño. En las siguientes imágenes podéis tomar nota de cómo preparar una bandeja de aseo personal. Por supuesto, cada familia incluirá los elementos que disponga en casa. Lo importante es que el niño/a aprenda por imitación del adulto en la presentación y pueda practicar una y otra vez. ¡Disfrutan muchísimo!

 

zapatos

 

6.Actividades de limpieza. ¿Pueden disfrutar aprendiendo a barrer, limpiar ropa o tender? ¡Por supuesto que sí! Además, lo hacen de maravilla y siempre están dispuestos a ayudar. Haciéndolo aumenta su sentido de pertenencia y contribución en casa y por lo tanto se ve reflejado en un mejor comportamiento por su parte. Podemos invitar a los niños a colaborar en las labores del hogar todos los días. Conseguiremos, de nuevo, desarrollar la concentración y la motricidad gruesa para actividades como barrer, y fina en actividades como tender la ropa, tan importante para el desarrollo de futuros aprendizajes como por ejemplo, la lectoescritura.

 

fregar

lavar_ropa

tender

 

Seguro que habiendo visto estas ideas vuestra mente se ha disparado y ya estáis pensando qué actividades ofrecer a vuestros hijos/as. Hay tantas como mentes creativas, si se te acaban las ideas, en nuestro curso 100% online, ofrecemos mas de 100 ideas de actividades de Vida Práctica que puedes realizar con tus hijos/as a partir de 14 meses de edad, además de explicarte los principios básicos del método Montessori y cómo crear una estupenda área de Vida Práctica en tu casa o en tu aula de infantil.

 

Estos son los temas del curso:

  • Introducción. Nociones básicas primordiales.
  • Cómo crear un área o rincón de Vida Práctica en tu aula.
  • Cuidado de la persona
  • Cuidado del ambiente
  • Gracia y cortesía
  • Conocimiento, control del cuerpo y relajación
  • Preparación de alimentos
  • Trasvases (de sólidos y líquidos)
  • Refuerzo de la pinza digital y tridigital
  • Otras actividades

 

Puedes disfrutar del curso hasta con el 50% de descuento, para más información del curso puedes clicar aquí, y para el super descuento aquí.

 

¡Juguemos y aprendamos con motivantes ejercicios de vida práctica este verano!

 

¡Felices vacaciones!

 

– Esencia Montessori –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *